Contenido principal del artículo

Begoña Cantabrana
Universidad de Oviedo
España
Biografía
Sara González-Rodríguez
Universidad de Oviedo
España
Biografía
Agustín Hidalgo Balsera
Universidad de Oviedo
España
Biografía
Vol. 12 Núm. 1 (2016), Originales, Páginas 47-59
Aceptado: abr 14, 2016

Resumen

El enfermo necesita convertir su enfermedad en una narrativa, y sus historias, pasadas por el filtro de la creación y vertidas al papel, constituyen la literatura de la enfermedad. La enfermedad aporta innumerables elementos a la literatura y la literatura le devuelve un mundo mixto de realidad y ficción que la enriquece y consuela. Se escriben y publican libros sobre la enfermedad y la muerte de seres queridos por varios grupos de motivos (por altruismo, para entender el hecho mismo de enfermar, como mecanismo de resistencia,…, e incluso por razones profesionales). Por otra parte, la divulgación de las enfermedades puede tener una serie de efectos beneficiosos a nivel social, entre ellos pueden citarse la normalización de la enfermedad, la toma de consciencia con la finitud y el papel del paciente en la enfermedad en un sentido tan amplio que abarca el protagonismo en el fomento de la investigación y la presión en la consolidación de los tratamientos.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Citas

Abascal S. todo un viaje. Madrid: Temas de hoy; 2013. 35. Bernard T. Hormigón. Madrid: Alianza Editorial; 2012.

Agudo A. Que el mundo sepa que estoy enfermo. El País, jueves 12 de julio de 2012.

Aldecoa J. La convalecencia. En VVAA. Con otra mirada. Una visión de la enfer‐medad desde la literatura y el humanismo. Madrid: Taurus; 2001. p. 19‐30.

Álvarez AL. Escribir en español. Oviedo: Ediciones Nobel; 2005.

Anagrama; 2009.

Anagrama; 2010.

Argüelles JD. Escritura y melancolía. Madrid: Fórcola Ediciones; 2011.

Auster P. La invención de la soledad. Barcelona: Anagrama; 2009.

Azúa F de. A modo de prólogo. En Bajo el signo de Marte. 2ªed. Barcelona: Anagrama; 2009.

Barcelona: Acantilado; 2010.

Barcelona: Anagrama, 2009.

Beltrán R. Efectos secundarios. Madrid: 451 Editores; 2012.

Berger J. Con la esperanza entre los dientes. Madrid: Alfaguara; 2010.

Bradley H. Esa salvaje oscuridad. Barcelona: Anagrama; 2006.

Broyard A. Ebrio de enfermedad. Segovia: Ediciones la Uña Rota; 2013.

Broyard A. Prefacio. En Broyard, A. Ebrio de enfermedad. Segovia: Edicionesla Uña Rota; 2013.

Cereijido M. La ciencia como calamidad. Barcelona: Gedisa; 2012.

Clúa Ginés I. La morbidez de los textos: literatura y enfermedad en el fin de siglo. Frenia 2009; 9: 33‐52.

Coetzee JM. La edad de hierro. Barcelona: Random House Mondadori; 2003.

Conte R. A modo de prólogo. En Bajo el signo de Marte. 2ªed. Barcelona:

Editorial. De la biografía a la novela. Auge de la literatura de la existencia. L y más [Internet]. 2015;40:3.

Fernández Guerra J. Diario de una operación. En El paciente virtual (y otrosrelatos médicos). Granada: Grupo Editorial 33 SL; 2009.

Gallego N. El lenguaje de las células y otros viajes. Madrid: Caballo de Troya;2010.

García‐Albea E. Prólogo. En Reverte JM. Inútilmente guapo. Madrid: La esferade los libros; 2015. p. 17‐21.

Giralt Torrent M. Tiempo de vida. Barcelona: Anagrama; 2010.

Gracia Armendáriz J. Diario del hombre pálido. Madrid: Demipage; 2010.

Gracia Armendáriz J. El hombre rojo. Madrid: Demipage; 2012.

Guibert H. Al amigo que no me salvó la vida. Barcelona: Tusquets; 1991.

Guibert H. El protocolo compasivo. Barcelona: Tusquets, 1992.

Hidalgo C, Hidalgo A. Literatura y enfermedad, dos narrativas diferentes de procesos compartidos. Rev Med Cine (Internet) 2015; 11(4):222‐233.

Hustvedt S. La mujer temblorosa o la historia de mis nervios. Barcelona:

Jiménez FJ. Prólogo. En Argüelles JD. Escritura y melancolía. Madrid: FórcolaEdiciones; 2011. p. 9‐19.

Jovell A. Cáncer. Biografía de una supervivencia. Barcelona: Planeta; 2008.

Jovell A. Papá cumple 10 años. El País, 12 de Julio de 2012.

Mateo Díez L. Azul serenidad. Madrid: Alfaguara; 2010.

Millás JJ. Literatura y enfermedad. En VVAA. Con otra mirada. Una visión de laenfermedad desde la literatura y el humanismo. Madrid: Taurus; 2001. 8.

Mirás N. El mejor peor momento de mi vida o cómo no rendirse ante una malajugada del destino. Barcelona: Paidós; 2014.

Molino S del. La hora violeta. Barcelona: Literatura Random House; 2013.

Morales M. Gustavo Martín Garzo: La literatura tiene que dar voz a los muertos. El País, 22 de febrero de 2015. p. 41.

Munch E. El friso de la vida. Madrid: Nórdica Libros; 2015.

Muschg A. Prólogo. En Bajo el signo de Marte. 2ªed. Barcelona: Anagrama;2009.

Neuman A. Hablar solos. Madrid: Alfaguara; 2012.

Ortega y Gasset J. Misión de la Universidad y otros ensayos sobre educación ypedagogía. Madrid: Alianza Editorial; 1999.

Puértolas S. Con mi madre. Barcelona: Anagrama; 2001.

Puicercús L. Ictus. La experiencia que cambió mi vida. Madrid: El GarajeEdiciones; 2012.

Rodríguez Rivero M. A modo de prólogo. En Bajo el signo de Marte. 2ªed.

Sacks O. En movimiento. Una vida. Barcelona: Anagrama; 2015.

Sacks O. Prólogo. En Broyard, A. Ebrio de enfermedad. Segovia: Ediciones laUña Rota; 2013.

Samblás J. Vivir con el cáncer. Madrid: La Esfera de los Libros; 2008.

Sanders L. Diagnóstico. Barcelona: DeBolsillo; 2010.

Sontang S. La enfermedad y sus metáforas. Barcelona: De Bolsillo; 2011.

Styron W. Esa visible oscuridad. Madrid: Belacqua; 2009.

Szczeklik A. Catarsis. Sobre el poder curativo de la naturaleza y del arte.

Taranilla R. Mi cuerpo también. Barcelona: Los libros del lince; 2015.

Toro A de. Los colores de un sueño. Barcelona: Editorial Plataforma; 2013.

Tusell J. Me morí el 28 de febrero de 2002. El País, 13 de febrero de 2005.

Zambrano M. La confesión: Género literario. Madrid: Siruela; 1995

Zorn F. Bajo el signo de Marte. 2ªed. Barcelona: Anagrama; 2009.