Contenido principal del artículo

Eugénie Eyeang
École Normale Supérieure
Gabón
Biografía
Vol. 16 (2010), Estudios, Páginas 215-230
DOI: https://doi.org/10.14201/7444
Aceptado: nov 18, 2010
Cómo citar

Resumen

La evaluación es hoy en día un tema de actualidad. Existen diversos tipos de evaluación cuando se trata de su aplicación en un medio escolar. Se trata precisamente de la evaluación diagnóstica, la formativa, sumativa e incluso la autoevaluación que se caracteriza por la toma de decisiones del alumno para su propio aprendizaje. Para ello, diremos que todas estas visiones apuntan a la meta de una formación docente en todos los sentidos donde no se pormenoriza la teoría, la práctica, la observación en el aula. Pues el dominio práctico de los diferentes climas que van surgiendo a través del curso es una meta a alcanzar para los profesionales de la enseñanza. Y para abordar esta temática, consideramos la evaluación como un proceso integrador que participa de la formación de los alumnos profesores; es decir, a la enseñanza misma y por consiguiente al aprendizaje. Entonces, se centra en la clase y afecta a los formados y al formador. Aquí, vemos cómo alumnos profesores que nunca han practicado la metodología de la investigación evolucionan en su capacidad de análisis de los fenómenos pedagógicos integrando la autoevaluación (el propio alumno profesor) y la heteroevaluación (por el grupo-clase) en el acto de formación.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo