Contenido principal del artículo

Adriana Alcocer Ruelas
Universidad Marista de Mérida
México
Andrés Canche Hoil
Universidad Marista de Mérida
México
Omarelly King Martínez
Universidad Marista de Mérida
México
Sara Martínez Medel
Universidad Marista de Mérida
México
Martha Ortega Gamboa
Universidad Marista de Mérida
México
Karla Zapata Marín
Universidad Marista de Mérida
México
Nina Méndez Domínguez
Universidad Marista de Mérida
México
Vol. 13 Núm. 3 (2017), Artículos, Páginas 127-133
Aceptado: sep 10, 2017
Cómo citar

Resumen

La inmunización de enfermedades a través de la vacunación resulta ser la más importante de las medidas de prevención, las cuales son entendidas como el conjunto de acciones orientadas a la erradicación, eliminación o minimización del impacto de la enfermedad. Es preciso diferenciar entre los tres niveles de prevención para una mejor comprensión; la prevención primaria entendida como los actos destinados a disminuir la incidencia de una enfermedad reduciendo el riesgo de nuevos casos, es decir, constituye acciones enfocadas a la promoción para la salud. La prevención secundaria, son actos destinados a disminuir la prevalencia de una enfermedad reduciendo su evolución y duración. El último estado de prevención es el terciario, el cual se entiende como aquellos actos destinados a disminuir los síntomas y mejorar la calidad de vida del enfermo. De esta forma, las campañas de vacunación resultan importantes como acciones preventivas primarias y secundarias, evitando la necesidad de utilizar medidas preventivas terciarias. En este ensayo, aplicaremos lo antes mencionado a la enfermedad del sarampión, al analizar un episodio de la serie de la “Ley y el Orden: UVE” (2009), en el que quedan ejemplificadas las causas y consecuencias de la falta de inmunización.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Citas

Aguilar Cacho J, Ceballos Martínez ZI, Chávez Hernández MM, Gómez C, Jiménez Báez MV, López San Martín DR, et al. Guía de Práctica Clínica, Prevención, Diagnóstico y Tratamiento del Paciente Pediátrico con Sarampión: Instituto Mexicano del Seguro Social; 2009.

American Academy of Pediatrics. Vacunas contra el sarampión, paperas y rubeóla. Hosp Pediatr. 2016.

Artigas-Pallares J. Autismo y vacunas: ¿punto final? Rev Neurol. 2010; 50 (Supl 3): S91-S99.

Domínguez A, Pastor V, Sanz C. Control de brotes epidémicos mediante la vacunación. Vacunas. 2014; 15(Supl 1):266-71.

Enanoria WT, Liu F, Zipprich J, Harriman K, Ackley S, Blumberg S, et al. The Effect of Contact Investigations and Public Health Interventions in the Control and Prevention of Measles Transmission: A Simulation Study. PloS one. 2016;11(12):e0167160.

Fox A, Hung TM, Wertheim H, Vincent A, Lang B, Waters P, et al. Acute measles encephalitis in partially vaccinated adults. PloS one. 2013;8(8):e71671.133

García Morales JG. Historia natural de sarampión y sus niveles de prevención. Tesis de licenciatura. Sonora (México): Universidad de Sonora: Escuela de Enfermería; 1990.

Jané M, Torner N, Vidal MJ. Plan de vigilancia de brotes epidémicos recientes de sarampión y rubeola en Cataluña. Rev Esp Salud Publica. 2015;89(4):397-406.

Naim HY. Measles virus. A pathogen, vaccine, and a vector. Hum Vaccin Immunother. 2015;11(1):21-6.