Contenido principal del artículo

  • Pablo Crespo Escudero
  • Judit Pérez Sáez
  • Alicia Clemente García
  • María Isabel Calle Cabanillas
Pablo Crespo Escudero
http://orcid.org/0000-0002-9347-2853
Judit Pérez Sáez
España
http://orcid.org/0000-0001-9017-7042
Alicia Clemente García
España
http://orcid.org/0000-0003-2992-9561
María Isabel Calle Cabanillas
España
http://orcid.org/0000-0001-9004-6069
SORIA 2019, Comunicación póster en congreso (resumen), Páginas 2.19
DOI: https://doi.org/10.14201/orl.20629
Aceptado: abr 30, 2019
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

Introducción: Las fístulas de líquido cefalorraquídeo (LCR) consisten en una fuga del LCR hacia las fosas o rinofaringe por disrupción de la aracnoides y de la duramadre, habitualmente asociada a un defecto óseo.La LOCALIZACION más habitual es por orden DECRECIENTE: lámina cribosa, techo etmoidal, seno esfenoidal y frontal, silla turca y clivus.Existen fístulas de alto débito (politraumatizados, resecciones tumorales…) y otras de pequeño débito (traumáticas o espontáneas) DE DIFICIL LOCALIZACIÓN.La clínica más frecuente: RINORREA ACUOSA + CEFALEA (especialmente si se asocia a meningocele o meningitis ascendente)La fluoresceína intratecal NOS AYUDA a la localización de fistulas de pequeño débito.MATERIAL Y METODOS: Se presentan pacientes de 42 y 69 años, mujeres, sin antecedentes reseñables, que ingresan en el servicio de ORL con sospecha de fistula de LCR ante la presencia de cefaleas con rinorrea franca UNIlateral que aumenta con la postura de mahometano y cefaleas; no refieren cirugías ni traumatismos en los últimos 5 años.Las endoscopias mostraron desviaciones septales moderadas altas en areas II y III de Cottle que dificultan la introducción del fibroscopio en meato medio, resto sin interés.Se realiza toma de muestra de dichas rinorrea, obteniendo la beta-2 transferrina y beta trazas positivas.Se completa los estudios prequirúrgicos con TAC (mejor valoración ósea) y RMN (descartar lesiones blandas asociadas de tipo meningoceles o encefaloceles) NO visualizando zona fistulosa ni lesiones asociadas.Se consigue fluoresceína aprobada para uso intratecal (#farmacia Carreras#).Ambas pacientes tuvieron un manejo anestésico particular: se explica la técnica en el poster No se registraron complicaciones RESULTADOS: La visualización de la fluoresceína endonasal facilita la localización de fístulas de LCR de BAJO GASTO (minúsculas).Se cerraron los defectos en techo etmoidal y lámina cribosa con mucosa turbinal + relleno con surgicell y tissucol. CONCLUSIONES:   No todas las fístulas de LCR son de fácil localización, con lo que se puede denominar a la fluoresceína un “GPS” para su hallazgos y corrección quirúrgica.El MANEJO ANESTÉSICO es CRUCIAL a la hora de la realización de esta técnica.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Artículos más leídos del mismo autor/a