Contenido principal del artículo

Ana Belén Domínguez Gutiérrez
Universidad de Salamanca
España
Biografía
Vol. 15 (2009), Estudios, Páginas 139-153
DOI: https://doi.org/10.14201/8947
Aceptado: may 18, 2012
Cómo citar

Resumen

La lengua escrita está basada en la fonología. Las letras representan con mayor o menor fidelidad a los fonemas y este hecho es fundamental para aprender a leer, como demuestran los actuales modelos teóricos de lectura. En el caso de las personas sordas, el acceso a la dimensión fonológica de la lengua puede estar dificultado a causa del déficit auditivo y, por lo tanto, ser causa de problemas en la lectura. Por lo que sería importante concebir una fonología que se desarrolle en ausencia de audición y que pueda servir de base para aprender a leer, o, en otras palabras, considerar la existencia de una fonología de origen audiovisual. Éste es el objetivo de este trabajo. Para ello, se analizan diversas investigaciones que muestran que la audición no es la fuente exclusiva de la fonología, sino que se concibe a ésta como un sistema lingüístico de contrastes que rige la manera como las unidades abstractas del habla se pueden combinar para transmitir significado.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Artículos más leídos del mismo autor/a