Contenido principal del artículo

Alessandro Minelli
Universidad de Padua
Italia
Biografía
Vol. 19 (2017): La Nueva Morfología, Artículos, Páginas 91-105
DOI: https://doi.org/10.14201/17411
Aceptado: dic 8, 2017

Resumen

Las agallas se producen por la interacción entre una planta y un tipo diferente de organismo, comúnmente un insecto. Muchas agallas, especialmente las que implican a un insecto, tienen una forma muy específica y a menudo compleja, comparable a la forma específica y a menudo compleja de los organismos capaces de reproducirse. Las agallas, sin embargo, no se reproducen –cada agalla individual proviene de una nueva interacción entre la planta y el agente externo–. Hasta cierto punto, lo mismo se aplica a los líquenes: la estructura específica y a veces compleja de su talo puede tener una continuidad transgeneracional a través de la fragmentación u otro tipo de reproducción vegetativa, pero se interrumpe completamente por la reproducción sexual, tras lo cual un nuevo liquen es reconstruido por una recién establecida simbiosis entre una pareja de hongos y algas. ¿Hasta qué punto su forma está limitada por la estructura de los dos socios? ¿Cómo puede actuar la selección natural en su forma?

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Citas

Binns, A. N./Thomashow, M. F., “Cell Biology of Agrobacterium Infection and Transformation of Plants”, Annual Review of Microbiology, 42 (1988), pp. 575-606.

Brien, P., “Les demosponges. Morphologie et reproduction”, in Grassé, P. P. (ed.), Traité de Zoologie, Paris, Masson, vol. 3, -1973, pp. 133-461.

Büdel, B./Scheidegger, C., “Thallus Morphology and Anatomy”, in: Nash, T. H. III (ed.), Lichen Biology, Cambridge, Cambridge University Press, 1996, pp. 37-64.

Buller, W. L., “Notes on the Tuatara Lizard (Sphenodon punctatum), with a Description of a Supposed New Species”, Transactions and Proceedings of the New Zealand Institute, 9 (for 1876) (1877), pp. 317-325.