Contenido principal del artículo

Henar Conde Valdivieso
Universidad de Salamanca
España
José Manuel Muñoz Rodríguez
Universidad de Salamanca
España
Vol. 3 Núm. 1 (2002), Artículos
DOI: https://doi.org/10.14201/eks.14165
Aceptado: mar 27, 2016
Cómo citar

Resumen

Cuando nos situamos ante el estudio de las políticas educativas de juventud, requerimos de un marco contextual que permita interpretar por qué, cómo y cuándo se genera una nueva política educativa en materia de juventud en Europa, en busca de conseguir políticas educativas más consistentes y eficaces. El mandato específico que sobre juventud tiene la Comunidad Europea se centra en aspectos educativos; sin embargo, al analizar las distintas políticas comunitarias, nos encontramos en numerosas ocasiones con la necesidad de afrontar el hecho social que representa la juventud, en sus aspectos contextuales, sociales, culturales, etc. Una de las variables más marginadas en la implementación de las actuaciones socio-educativas es la dimensión espacial, contextual, territorial... y esto a pesar de su importancia manifiesta cuando se trata de luchar contra la desigualdad y la exclusión social de los jóvenes. La dispersión de iniciativas, fruto de un olvido sistemático -por parte de los responsables de las políticas- de la dimensión contextual (entre otras), hace que se hayan planteado acciones en muchos casos homogéneas y homogeneizantes. En este sentido, al objeto de cubrir algunas de las necesidades surgidas como consecuencia del proceso de globalización, abogamos por un nuevo fundamento teórico -sobre el que debe sustentarse la política de juventud- que recupere la valía del espacio, contexto o territorio, como agente socioeducativo de primer orden en la Unión Europea. Estos principios, creemos, deberán formar parte de los cimientos sobre los que se construye el proyecto comunitario para la juventud de Europa.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Artículos más leídos del mismo autor/a