Contenido principal del artículo

  • María Teresa López De La Vieja
María Teresa López De La Vieja
Vol. 10 (2008), Artículos
DOI: https://doi.org/10.14201/656
Cómo citar

Resumen

RESUMEN: El Convenio de Oviedo, de 1997, demuestra la dificultad de llegar a acuerdos internacionales sobre cómo regular la investigación biomédica, en especial los límites de la investigación con embriones. Algunos temas de Bioética muestran la pluralidad de doctrinas y de sistemas morales; es más, pueden indicar el final de la era del consenso. El final de la pax bioetica, que tanto significó para el éxito de la disciplina a lo largo de tres décadas. Tender puentes, forjar consenso ha sido, en efecto, una de las contribuciones más valiosas del discurso bioético y de los nuevos expertos en Bioética. Desde los años setenta, los principios del Liberalismo y las actitudes pragmáticas han sido el núcleo de su ideología, un tipo de consenso «americano» para poner fronteras a las ideologías políticas o radicales. Sin embargo, la actual agenda ampliada de la Bioética, así su expansión internacional, están minando el consenso básico. Un giro más político de la Bioética podría, tal vez, ofrecer algunos acuerdos sobre temas específicos. Este tipo de consenso estaría también más cerca de los intereses de los ciudadanos, así como del nuevo contexto, global y social: sería un consenso «republicano», por así decirlo. El artículo analiza la evolución desde la etapa del consenso –tender puentes, principios comunes, procedimientos «no densos»– hacia los acuerdos plurales –contextuales, «densos»–, teniendo en cuenta la pluralidad de los valores morales y de las fronteras culturales.ABSTRACT: The Oviedo Convention proved in 1997 how difficult could be an international agreement concerning the regulation of biomedical research, particularly the limits of research on human embryos. Some bioethical issues show the plurality of doctrines and moral systems; moreover they could detect the end of the consensus’s era. It could be the end of the pax bioetica, which determined the wide success of the discipline during three decades. Building bridges, building consensus had been a very valuable contribution of the bioethical discourse, and of the new bioethical experts, indeed. Since the seventies, Liberal principles and Pragmatic attitudes were the implicit core of their ideology, a kind of «American» consensus to build frontiers against the political, or radical ideologies. Now the enlarged agenda of Bioethics and its international expansion are undermining the basic consensus, though. A political turn of Bioethics could probably offer some agreements around specific issues. That kind of consensus would adjust to citizens needs and to the new context, global and local; a «republican» consensus, so to say. The article analyses the transition from the consensus’s era –the building of bridges, the common principles, the «thin» procedures– to the plural agreements –contextual, «thick»–, taking account of the plurality in moral values and of the cultural frontiers.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Artículos más leídos del mismo autor/a