Contenido principal del artículo

  • Salvador Gómez Nogales
Salvador Gómez Nogales
Vol. 2 (1989), Estudios
DOI: https://doi.org/10.14201/3618
Cómo citar

Resumen

Mis experiencias en las prácticas del método de control mental han sido bien positivas. Yo las voy a sintetizar en dos partes bien diferenciadas, que yo denominaría zonas de luz y zonas de sombra. Comencemos por las zonas de luz o aspecto positivo del método. Yo las sintetizaría en tres notas, que para mí fueron quizá las más llamativas. En primer lugar una sistematización de las técnicas de relax. Todo el mundo en la vida va aprendiendo las actitudes que te proporcionan descanso y distensión en la sobrecarga de fatiga. En este sentido, no se puede decir que esto sea exclusivo del control mental. Recuerdo que al seguir las técnicas de control mental, llegaba a situaciones anímicas a las que yo había llegado por otras experiencias personales. El director del método me aceptó que esto era posible, pero que puesto que habíamos venido a seguir este método, convenía practicarlo con fidelidad. Efectivamente, lo seguí fielmente y me encontré con los mismos efectos que por otras técnicas había conseguido.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo