Contenido principal del artículo

Javier Aoiz
Universidad Simón Bolívar
Venezuela, República Bolivariana de
Biografía
Vol. 14 (2012), Artículos, Páginas 165-179
DOI: https://doi.org/10.14201/11685
Aceptado: mar 17, 2014
Cómo citar

Resumen

Enargeia se convirtió en un término técnico –para cuya traducción Cicerón acuñó el neologismo evidentia– en la epistemología helenística, al parecer, a partir de Epicuro. En sus análisis de la evidencia perceptiva Epicuro desarrolló una relevante reformulación de la naturaleza del percibir y de la tipología aristotélica de los sensibles que fundamenta la veracidad de la percepción en la autonomía y opacidad de cada uno de los sentidos respecto a los demás sentidos y a otras facultades como la memoria o la razón. Sexto Empírico objetó a este tipo de planteamientos que todo acto perceptivo conlleva síntesis, en las que interviene la memoria o la razón, y requiere la afección (pathos), que se interpone entre percepción y objeto, y hace de la evidencia perceptiva otro caso más de inferencia mediante signos. El modo de reflexividad elemental que en la antigüedad tardía se denominó synaisthesis parece haber sido esgrimida contra la segunda objeción de Sexto Empírico.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo