Contenido principal del artículo

  • Alejandro Tiana Ferrer
Alejandro Tiana Ferrer
Vol. 2 (1983), Monografía
Aceptado: mar 2, 2010
Cómo citar

Resumen

RESUMEN: En la segunda mitad del siglo XIX tiene lugar en nuestro país la cristalización del proceso de toma de conciencia por el que la clase obrera española, hasta ese momento mero instrumento —«mercenario» según calificativo de Carlos Seco— al servicio de la burguesía, se convierte en fuerza política independiente: es la constitución del «proletariado militante» que nos evoca Anselmo Lorenzo. En el período comprendido entre los estallidos liberal-burgueses de la Europa de 1848 y el fracaso del proyecto político federal, consumado con la Restauración monárquica de 1874, se produce el alejamiento de los sectores más conscientes de la clase obrera respecto de las organizaciones de inspiración burguesa, llámense progresistas, demócratas o republicanas. La sección española de la Internacional —que según Carlos Seco «se limitó a acoger en sus filas a las masas federales decepcionadas por la actitud de sus jefes»— constituye entre 1868 y 1881 la única organización específicamente obrera de ámbito nacional, desarrollándose por medio de su acción el proceso de toma de conciencia antes aludido. El resultado del mismo se concreta en unos planteamientos políticos e ideológicos que permiten a la organización obrera marcar sus diferencias con los partidos burgueses, ofreciendo a la clase trabajadora un proyecto —más que político, social— claramente revolucionario, subversor del orden establecido. En torno suyo consigue movilizar un número importante de afiliados o simpatizantes, configurando así el primer movimiento obrero —en sentido moderno— de nuestra historia.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo