Contenido principal del artículo

Beatriz Vera Poseck
Universidad Complutense de Madrid
España
Vol. 2 Núm. 4 (2006), Originales, Páginas 125-132
Cómo citar

Resumen

El cine se ha sentido especialmente fascinado por retratar la enfermedad mental y a aquellos que la padecen. De todos los trastornos de la mente humana que se conocen en la actualidad, el trastorno de identidad disociativo (antes conocido como personalidad múltiple) es, sin duda, el que mayor juego ha dado a guionistas y directores a la hora de elaborar sus películas. La sorprendente manifestación de este trastorno lo hace especialmente adecuado para servir de soporte a tramas truculentas y efectistas basadas en giros inesperados de guión que sorprenden e impactan al espectador. Sin embargo, el marcado interés del Séptimo Arte por el trastorno de identidad disociativo no ha resultado en un correcto tratamiento del mismo, más bien al contrario, ha sido presentado en la mayoría de las ocasiones de forma errónea y confusa.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo