Contenido principal del artículo

Ignacio López De Prado Ortiz-Arce
Universidad de Salamanca
España
Biografía
Vol. 38 (2019): Juegos populares y educación en la historia, Monografía, Páginas 59-76
DOI: https://doi.org/10.14201/hedu2019385976
Aceptado: may 18, 2020

Resumen

En el año 1559 Francisco de Alcocer, fraile franciscano, escribe un tratado sobre el juego. La intención del fraile no es otra que instruir y poner orden en un asunto que tanto daño ocasionaba en la sociedad del XVI. Los juegos en general, pero especialmente los de azar, debido a su gran difusión y lo desmesurado de las apuestas, traerán consigo la existencia de diversas leyes, tanto canónicas como civiles. Todas estas leyes se prestarán a una gran confusión en cuanto a la interpretación de las mismas. Los razonamientos de los diferentes juristas sostienen posturas contrapuestas, desde que el juego es siempre lícito, a que no se podrá realizar sin pecado mortal. La moderación será la piedra angular que dictará la permisibilidad de la práctica lúdica.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo