Contenido principal del artículo

  • Narciso de Gabriel
Narciso de Gabriel
Vol. 7 (1988), Estudios
Cómo citar

Resumen

RESUMEN: El sostenimiento de la primera enseñanza pública correspondía básicamente a los Ayuntamientos, aunque también las Diputaciones y el Estado asumían ciertas obligaciones al respecto. Concretamente, los Ayuntamientos tenían que pagar los sueldos de los maestros, así como las retribuciones escolares —siempre y cuando estuviesen sujetas a convenio—, el material escolar y el alquiler de los locales escolares y habitaciones de los maestros. Las Diputaciones estaban obligadas a sufragar los gastos ocasionados por las escuelas normales, inspecciones, juntas provinciales de instrucción pública y escuelas de los establecimientos de beneficencia, corriendo también a su cargo el incremento gradual de sueldo que la ley reconocía a los maestros. El Estado, por su parte, se comprometía a destinar un mínimo de 250.000 pesetas anuales para ayudar a los municipios que no pudiesen hacer frente por sí solos al coste de la instrucción pública, compromiso que no siempre tuvo fiel cumplimiento.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo