Contenido principal del artículo

Rafaela García Elskamp
Centro de Investigación de Filosofía de la Ciencia y la Tecnología, UDC
España
Vol. 9 Núm. 1 (2020), Sección Monográfica, Páginas 47-60
DOI: https://doi.org/10.14201/art2020914760
Cómo citar

Resumen

Para explicar el origen de la acción humana, uno de los ejes temáticos es el estudio de la “causalidad” y su compatibilidad con el indeterminismo. La existencia de regularidades en las Ciencias Sociales solo puede explicarse reconociendo las regularidades que subyacen a las acciones humanas. Una acción es el resultado de un proceso de toma de decisiones, que tiene una intención de partida. Esta intencionalidad es lo que impone a la acción su regularidad y al mismo tiempo su singularidad. Las acciones reflejan en su estructura nuestro ser racional, que es libre, y también nuestro ser cultural: cada acción es el reflejo de las condiciones histórico-culturales que la hacen predecible. Al analizar una acción, los elementos que llevan aquí a formular una intención son “causas” de la acción; las “causas” ya no se ejercen como tales cuando, al menos, están dominadas intelectualmente. Entonces la fuerza que ejercen sobre el individuo concreto disminuye, por lo que ahora se consideran “razones”.En el contexto actual de la causalidad, donde Woodward tiene un papel influyente, este artículo considera la concepción de Tuomela sobre la formación de la acción social, el análisis de Salmon sobre la causalidad y la caracterización de intención de Anscombe.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Citas

J.E. Merino. Otohematoma. Rev Cent Dermatol Pascua. Sep-Dic 2003; 12: 151-153.

J.E Merino. Tecnica quirúrgica para el tratamiento del Otohematoma gigante.Dermatol Rev Mex 2012; 56(5)350-356.