Educación y Guerra Civil. El caso de las juventudes libertarias

Jesús LÓPEZ SANTAMARÍA

Resumen


RESUMEN: Henri Arvon ha dicho que en la doctrina anarquista la educación ocupa una posición central. Firmemente creyentes en la educación —como ha observado Lily Litvak—, veían en ella uno de los medios más propicios para atraerse al pueblo a su idea. Desde el Congreso de la FRE de Zaragoza de 1872 hasta la II República, el movimiento anarquista ha insistido siempre en el papel que la educación jugaba no sólo en el contexto de la ideología moral ácrata y en la mejora cultural del pueblo, sino, y ante todo, en el campo de la emancipación política.

Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.