Contenido principal del artículo

Ricardo Aldarondo
Comité del Festival Internacional de Cine de San Sebastián
España
Vol. 4 Núm. 3 (2008), Originales, Páginas 108-112
Aceptado: may 23, 2017
Cómo citar

Resumen

Muchas películas han reflejado en la historia del cine la incidencia de la enfermedad y la muerte en el ser humano, desde la ficción o desde el documental. Pero además, unas pocas han establecido una relación total y veraz, casi simbiótica, entre el paciente de una enfermedad terminal y la imagen registrada. Relámpago sobre el agua/ Lightning Over Water (1979) de Nicholas Ray y Wim Wenders, y Las alas de la vida (2006), de Antonio Pérez Canet han explorado el papel de la cámara, no sólo como un elemento de comunicación del paciente para transmitir sus sensaciones en el tramo final de su vida, sino como una suerte de cuidado paliativo para el enfermo. Pero la presencia de la cámara, la filmación de esa agonía para ser convertido en una película puede provocar también algunas reflexiones íntimas y dilemas morales, en torno al terreno que se dibuja entre el documento como fuente de conocimiento, y el espectáculo que, aunque sea de modo leve o tangencial, conlleva siempre el cine.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo