Contenido principal del artículo

Laia Ramos-Casademont
Hospital San Pedro, Logroño
España
https://orcid.org/0000-0002-9642-8807
Cristina Ibáñez-Muñoz
Hospital San Pedro, Logroño
España
https://orcid.org/0000-0002-1592-2281
Marta Zabaleta-López
Hospital San Pedro, Logroño
España
https://orcid.org/0000-0002-2433-3999
Sara Omedes-Sancho
Hospital San Pedro, Logroño
https://orcid.org/0000-0002-8065-9643
María Estrella Gómez-Tomé
Hospital San Pedro, Logroño
España
https://orcid.org/0000-0003-4691-4177
Pedro Díaz De Cerio-Canduela
Hospital San Pedro, Logroño
España
https://orcid.org/0000-0002-6887-6485
SORIA 2019, Comunicación póster en congreso (resumen), Páginas 2.1
DOI: https://doi.org/10.14201/orl.20537
Cómo citar

Resumen

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVO:La parotiditis aguda supurativa es una infección bacteriana provocada más frecuentemente por S. aureus (80%). Antes de la aparición de los antibióticos, este cuadro aparecía tras una cirugía abdominal. En la actualidad, se considera un evento raro (incidencia de 0.01%) y se da en pacientes debilitados y deshidratados. Cuando la afectación glandular es bilateral, debemos realizar un diagnóstico diferencial con enfermedades infecciosas como el VIH, neoplásicas como el tumor de Whartin, enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjögren y iatrogénicas, como consecuencia de una anestesia general. La sintomatología más frecuente consiste en la induración de la glándula, calor, rubor, fiebre y dolor. El conducto de Stenon puede estar enrojecido y drenar material purulento cuando se masajea la glándula. La realización de pruebas de imagen, como una ecografía o una tomografía computarizada (TC), puede ayudar a orientar el diagnóstico y a descartar la presencia de abscesos en el parénquima glandular. El tratamiento de esta entidad debe ser médico con antibioterapia e hidratación y, a veces, quirúrgico con el drenaje de las colecciones si no hay mejora del cuadro clínico o hay una afectación del nervio facial.MATERIAL Y MÉTODOS:Paciente de 61 años, con suboclusión intestinal, que ingresa en la Unidad de Medicina Intensiva por sepsis y coagulación intravascular diseminada. Se realiza interconsulta a ORL por cuadro de parotiditis bilateral de probable origen bacteriano. A la exploración se objetiva sequedad de mucosa orofaríngea y evidente aumento de ambas glándulas parótidas, dolorosas a la palpación y con salida de abundante material purulento por el Stenon izquierdo al masaje de la glándula. Se toma cultivo del pus drenado, que resulta ser positivo Staphilococcus aureus meticilin sensible, al igual que en los hemocultivos, apuntando el posible origen parotídeo de la sepsis. Se realiza ecografía de ambas glándulas en repetidas ocasiones para valorar drenaje de absceso intraparotídeo aunque en ninguna de ellas se evidencian colecciones líquidas. Se pide una resonancia magnética nuclear (RMN) que pone de manifiesto la presencia de múltiples colecciones en ambas parótidas, la mayoría menores de un centímetro, siendo de mayor tamaño la izquierda en su porción superficial. Se realizan serologías para descartar VIH que son negativas. Tras antibioterapia intravenosa, la paciente mejoró el cuadro clínico y se pudo dar de alta. Actualmente está pendiente de ser intervenida de parotidectomía izquierda.CONCLUSIONES:La aparición de una parotiditis supurativa bilateral después de una cirugía tras la introducción de la antibioterapia preoperatoria es rara. Cuando aparece, se trata de una patología que puede causar complicaciones importantes, como por ejemplo una sepsis se origen infeccioso.Se debe realizar un buen diagnóstico diferencial para poder descartar la presencia de patología subyacente causante del cuadro clínico.El tratamiento de esta entidad consiste en la antibioterapia endovenosa junto con el drenaje del material purulento, ya sea drenando a través del Stenon o realizando una cirugía abierta.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Artículos más leídos del mismo autor/a

1 2 > >>