Contenido principal del artículo

Rodrigo Olay Valdés
Universidad de Oviedo
España
Vol. 16 (2015): Teatro y música en España del siglo XVIII, Varia, Páginas 339-369
DOI: https://doi.org/10.14201/cuadieci201516339369
Aceptado: jun 12, 2016

Resumen

A lo largo de su obra ensayística, Feijoo hace numerosas alusiones a lo que él cree que debe ser la poesía. Así, defiende que sus constitutivos esenciales han de ser «entusiasmo» (intensidad) y «versificación» (ritmo). Además, observa que la no ficción debe ser considerada otro constitutivo igualmente relevante, pues facilita la capacidad docente y la utilidad de la poesía. A causa de su defensa de la no ficción como vía para enfatizar el docere, Feijoo llegó a preferir la Farsalia de Lucano por encima de la Eneida de Virgilio. Asimismo, Feijoo mantuvo que la naturalidad debía ser el último requisito imprescindible de la poesía, lo que se sustanció en su caso en una dura crítica de los excesos barrocos y en la defensa de los modelos literarios y las estrategias de composición clásicos que pronto abanderaría el Neoclasicismo. 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo