Contenido principal del artículo

Carlos M. Rodríguez López-Brea
Universidad Carlos III de Madrid
España
Vol. 38 (2020): Nación y masculinidades en la España contemporánea, Varia, Páginas 267-295
DOI: https://doi.org/10.14201/shhcont382020265293
Cómo citar

Resumen

José María Gil-Robles y Quiñones (1898-1980) tenía un sólido pasado como activista católico antes de 1931. De familia tradicionalista (fue hijo del catedrático Enrique Gil y Robles), supo evolucionar y durante los años veinte participó a las órdenes de Ángel Herrera Oria en la consolidación del movimiento católico español, siendo la selecta Asociación Católica Nacional de Propagandistas la que tuvo una mayor relevancia en su formación intelectual. Militante del Partido Social Popular en 1922, colaboró con la dictadura de Primo de Rivera durante largos años, rompiendo con la misma solo en 1929. Se implicó en la defensa de la monarquía en el difícil contexto de 1930-1931, al tiempo que junto a otros propagandistas profundizaba en el magisterio de León XIII y diseñaba fórmulas de acción política para un posible futuro republicano. Gil-Robles demostró gran flexibilidad para adaptarse a los diferentes contextos políticos, lo que hizo que Herrera y el nuncio Tedeschini lo auparan como líder de la derecha católica en 1931.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo