El MSI y el lugar del Fascismo en la cultura política italiana

Ferran GALLEGO

Resumen


En este trabajo se analiza el papel del movimiento social italiano en la política del país transalpino del siglo XX. La clave de su influencia estaría en las peculiaridades del régimen político surgido de las ruinas del fascismo. Con la proclamación de la república muchos fascistas se enrolaron en las filas de la Democracia cristiana y otros partidos de la derecha, dejando al MSI como único heredero del fascismo. Eso no le impidió colaborar con la Democracia cristiana a través de la estrategia del «inserimento». Cuando la Democracia cristiana empezó su aproximación al Partido socialista italiano, el MSI se vio claramente excluido y situado en una posición relativamente marginal. Su resurgimiento estará relacionado con los cambios radicales ocurridos en la política italiana en las décadas de los sesenta y setenta que propiciaran la llegada al liderazgo de Giorgio Almirante en 1969. El MSI se presentará como un partido restaurador del orden y dispuesto a combatir por sí mismo la subversión. Durante los años 80 el MSI se moverá entre la estrategia del Partido-Protesta de Almirante y la idea de un partido de la sociedad civil defendido por Rauti. Al final, el MSI, tras el cambio de liderazgo de Almirante por Gianfranco Fini, inició un nuevo camino donde se afirmaba la lealtad a los valores del fascismo, corroborado por la crisis del comunismo. su nuevo discurso propició el crecimiento del MSI en unas circunstancias en las que los partidos tradicionales y el sistema republicano italiano saltaban prácticamente por los aires. Nace el postfascismo de Alianza Nacional que se integrará en el movimiento Forza Italia de Silvio Berlusconi.

Palabras clave


extrema derecha italiana; fascismo; Giorgio Almirante; Alianza Nacional

Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.