Contenido principal del artículo

Alejandro Lillo
Universidad de Valencia
España
Biografía
Vol. 35 (2017): Líneas de fractura. El contemporaneísmo español en el siglo XXI, Varia, Páginas 267-288
Aceptado: mar 15, 2018
Cómo citar

Resumen

Teniendo como referente el opúsculo escrito por los historiadores Isabel Burdiel y Justo Serna y titulado La historia cultural o Por qué los historiadores deberíamos leer novelas (1996), este escrito aspira a realizar una síntesis teórico-metodológica en torno a la importancia que tiene el lenguaje, y más en concreto las palabras, en la construcción histórica de las identidades sociales. El propósito es mostrar de qué modo la ficción puede emplearse como fuente histórica. Haciendo un breve recorrido por la lingüística estructural y el postestructuralismo, pero también por las nociones de cultura desarrolladas por Antonio Gramsci y Raymond Williams, el objetivo es explicar algunos de los conceptos fundamentales desarrollados por Mijaíl Batjín que convierten al lenguaje en un lugar de lucha social, demostrando así cómo la literatura de ficción, debidamente abordada, está en condiciones de proporcionar valiosa información histórica que enriquezca lo que ya sabemos a través de otras fuentes. 

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo