Contenido principal del artículo

  • Paula M De las Heras+
  • Sara Fernández Cascón
  • Elisa Gil-Carcedo Sañudo
  • Isidora Rettig Infante
  • Javier Herrero Agustín
  • David Herrero Calvo
Paula M De las Heras
a:1:{s:5:"es_ES";s:3:"Sra";}
España
https://orcid.org/0000-0002-1210-0688
Sara Fernández Cascón
España
https://orcid.org/0000-0001-8329-1955
Elisa Gil-Carcedo Sañudo
España
https://orcid.org/0000-0002-8586-8882
Isidora Rettig Infante
España
https://orcid.org/0000-0003-4824-5923
Javier Herrero Agustín
España
https://orcid.org/0000-0002-3031-6466
David Herrero Calvo
España
https://orcid.org/0000-0001-5253-6294
Vol. 12 Núm. 2 (2021), Artículo de revisión, Páginas 93-99
DOI: https://doi.org/10.14201/orl.25268
Cómo citar

Resumen

La obstrucción primaria adquirida infrasacal del ducto nasolagrimal es una entidad bastante frecuente en pacientes de edad media y avanzada que origina epífora y blefaritis así como dacriocistitis crónica y/o recurrente.
En el tratamiento de esta patología se sigue considerando, aunque cada vez menos, la dacriocistorrinostomía (DCR) externa como “el gold standard” con unas tasas de éxito que se sitúan alrededor del 85%.
Sin embargo, en la actualidad, es considerada como una opción “invasiva”, que pone en riesgo estructuras como el mecanismo de bomba canalicular y puede generar una cicatriz poco cosmética.
Estos riesgos potenciales se pueden evitar con técnicas menos invasivas (DCR endoscópica y la DCR transcanalicular con láser diodo modificada).
La principal desventaja que puede presentar la técnica quirúrgica de dacriocistorrinostomía con láser diodo es la inversión económica por el alto coste del aparataje y su mantenimiento

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo

Artículos más leídos del mismo autor/a