Nuevas tecnologías para el ejercicio de la comunicación especializada

El ejercicio de la comunicación especializada requiere de unas competencias, actitudes, pautas o claves necesarias para elaborar textos claros, amplios y divulgativos que permitan a un público lego entender lo acontecido. Y las nuevas tecnologías están aportando, a las clásicas estructuras usadas para la elaboración del mensaje informativo en los medios de comunicación, novedosos recursos digitales para el ejercicio de esta profesión.

La esencia del trabajo de un periodista especializado son las fuentes. Es así, que frente a la necesidad constante de estar actualizado en estrategias de búsquedas que permitan acceder a fuentes fiables, en este monográfico es objeto de interés el análisis, identificación, acceso y descripción de técnicas cualificadas de documentación (fuentes especializadas alojadas en el entorno digital) que sirvan para la construcción del mensaje informativo a cualquiera de los ámbitos de la comunicación especializada (ciencia, deportes, economía, sucesos, política, medio ambiente, derecho, educación, etc) de un medio de comunicación. Y es que la selección, contraste e identificación de las fuentes son fundamentales para evitar informaciones sesgadas y bulos.

Asimismo, se pretende indagar en la aportación que las nuevas tecnologías ofrecen a las clásicas estrategias divulgativas redaccionales léxicas (sinonimia, paráfrasis, metáforas, etc ) y discursivas (contextualización) para mejorar la comprensión  de la información especializada en las audiencias como los hipertextos, junto a otros elementos. Si bien, se pretende prestar especial atención a las que son de utilidad para explicar los tecnicismos, entendidos como unidades terminológicas (UT) “cuya estructura corresponde a una unidad léxica de origen o producto de la lexicalización de un sintagma, que posee un significado específico en el ámbito al que se asocia” (Cabré y Estopa, 2005, p.10). El prestigioso periodista Ritchie Calder califica esta tarea como una de las más dificultosas (citado en Wolf, 1983).  Y es que el profesional de la información debe adaptar la jerga especializada al nivel de las audiencias “sin bajar la calidad del contenido informativo” (Del Moral y Ramírez, 1993, p. 86), ni la precisión del registro especializado.

El entorno digital también aporta nuevos recursos visuales para informar de los acontecimientos a través de la imagen, cuyo conocimiento también es de sumo interés porque la imagen cada vez adquiere mayor protagonismo en la construcción del mensaje informativo, además de ser un elemento necesario en los medios sociales. Por ello, es significativo abordar las posibilidades que ofrece el entorno digital para acceder a imágenes, junto a las nuevas herramientas surgidas para explicar, mostrar, incidir, atraer y hacer comprensible un aspecto, detalle, o parte del acontecimiento que se elabora para la pieza informativa especializada.

En este contexto, se formulan las siguientes cuestiones: ¿Cómo acceder a fuentes especializadas a través de Internet? ¿Qué recursos tecnológicos se usan en la comunicación especializada para acceder a las fuentes? ¿Cuáles son los recursos digitales que ofrece Internet para definir y explicar los tecnicismos en las piezas informativas? ¿Dónde acceder a fuentes visuales libres de derechos de autor? ¿Qué estrategias divulgativas aporta internet para la elaborar textos especializados para un público lego? ¿Qué nuevas herramientas aporta Internet para informar a través de la imagen a la comunicación especializada?

Las potencialidades de Internet se están investigando desde la llegada de la revolución digital. Y este monográfico, pretende ofrecer una puesta al día de los recursos que aporta Internet (fuentes y estrategias divulgativas tanto textuales como visuales) a la comunicación especializada en cualquiera de sus ámbitos, para la comprensión del mensaje informativo. Se invita a participar en investigaciones empíricas y teóricas sobre los siguientes temas, pero podrán tener cabida otros enfoques que se presenten relacionados con la temática expuesta:

  • - Fuentes digitales para la comunicación especializada: webs, perfiles sociales, podcast, youtube, guías de expertos, bogs temáticos, etc.
  • - Fuentes virtuales especializadas.
  • - Servidores especializados.
  • - Fuentes digitales para acceder imágenes.
  • - Estrategias divulgativas textuales.
  • - Estrategias divulgativas visuales
  • - Fuentes visuales
  • - Base de datos digitales.
  • - Técnicas de visualización de datos para la comunicación especializada.
  • - Recursos de comprensión lectora digitales.

 

Coordinadores:

Editor del monográfico: Javier Herrero (javiherrero82@usal.es)

FECHAS:

Plazo para recepción de artículos:  15 de mayo al 30 de junio de 2022 (siendo agosto inhábil).

Plazo en el que los autores recibirán respuesta:  Antes del 15 de septiembre de 2022 (en función de la cantidad de artículos recibidos, estas fechas podrían ampliarse unos días).

Fecha de publicación del monográfico:  1 de diciembre de 2022

 

FORMA DE ENVÍO Y NORMAS:

1º) Los artículos se enviarán obligatoriamente a través de la plataforma OJS, siguiendo la normativa de la revista y asegurándose de entregar una versión ciega.

Los artículos serán evaluados por pares ciegos y habrán de seguir las normas de la revista, que pueden consultarse en el siguiente enlace: http://revistas.usal.es/index.php/2172-9077/about/submissions#onlineSubmissions

Para que el artículo sea pasado a revisión es obligatorio que:

- el artículo llegue adaptado a plantilla.

- el artículo venga en versión ciego.

- se adjunte el documento de cesión de derechos.

- venga acompañado de un informe Turnitin (o similar), elaborado por el propio autor (no se admitirán artículos con más de un 35% de similitud, excluida la bibliografía).

2º) Una vez enviado por OJS, se enviará un correo a la editora del monográfico y esta dará acuse de recibo en un plazo máximo de una semana.

Las dudas sobre este monográfico podrán resolverse igualmente a través de las anteriores direcciones de correo electrónico. 

Se publicará un máximo de 7 artículos.