Contenido principal del artículo

Philippe Hameau
Université de Nice-Sophia Antipolis
España
Biografía
Albert Painaud
Museo de Huesca
España
Biografía
Vol. 67 (2011), Artículos, Páginas 91-110
Aceptado: oct 26, 2011

Resumen

Una de las particularidades del signo pintado en una pared es que guarda la memoria del gesto que lo ha producido. No obstante, si se quiere restituir correctamente este gesto, hay que contextualizar el signo analizando los diversos parámetros, físicos y culturales que han participado en su realización. Para las pinturas esquemáticas del Neolítico, eso significa tomar en consideración la conjunción de criterios como la topografía de las paredes y de los lugares pintados, las exigencias culturales que obligan a la colocación de las figuras, así como las prácticas rituales que dan origen a la expresión gráfica. El oficiante percibe, se adapta y actúa en consecuencia del entorno espacial y social. Aquí se dibujan algunas estrategias: la atención a la microtopografía según los signos que hay que dibujar, la atención a algunos criterios que determinan la elección del lugar como la higrofilia de los sitios y la rubefacción de las paredes, la voluntad de pintar en los límites de la accesibilidad del lugar y de la pared, la utilización de útiles trazadores aumentando la capacidad del cuerpo. En definitiva, la eficacia del gesto consiste en realizar un signo que conlleva un sentido porque está en concordancia con las características del soporte.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo