Múltiple (2017) de M. Night Shyamalan. Trastorno de identidad disociativo: otra vuelta de tuerca

Miguel Abad Vila

Resumen


La patología psiquiátrica constituye un rico filón para los guionistas y los realizadores cinematográficos, especialmente a la hora de explorar sus facetas más truculentas y morbosas. Los trastornos de personalidad múltiple, en la actualidad trastornos de identidad disociativos, inusuales en la práctica clínica pero prolíficos en el cine, son un ejemplo demostrativo de esta realidad. Al respecto Múltiple/ Split (2017) de M. Night Shyamalan supone, por el momento, la última vuelta de tuerca de este subgénero artístico.

Palabras clave


trastorno de identidad disociativo, personalidad múltiple, suspense, criminalidad.

Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.