Historia de un fracaso y ¿de una refundación?: De la vieja a la nueva extrema derecha en España (1975-2012)

José Luis RODRÍGUEZ JIMÉNEZ

Resumen


Entre el final del franquismo y nuestros días, la extrema derecha española ha sufrido una merma de recursos y de capacidad de influencia sobre la sociedad, y se ha visto obligada a renovar su programa y forma de hacer política. El extremismo de derecha fue el gran derrotado de la transición de la dictadura a la democracia. Como consecuencia de los cambios económicos y culturales y la debilidad del nacionalismo español, los programas neofranquistas y neofascistas cosecharon un rotundo rechazo en las urnas. El fracaso del intento de golpe de Estado del 23-F sumió al neofranquismo en una crisis de la que nunca se recuperaría. El crecimiento de la extrema derecha xenófoba en Europa, algo que no sucedía desde el final de la Segunda Guerra Mundial, ha resultado determinante para que, con mucho retraso, también en España se renueven los programas, ahora basados en la captación del voto xenófobo. Ningún partido de extrema derecha ha conseguido entre 1982 y 2012 representación en las cámaras legislativas del Estado, situación que contrasta con lo que acontece en otros Estados europeos y que tratamos de explicar. No obstante, el aumento de la receptividad al discurso xenófobo ha permitido a un partido que ha copiado el programa de le Pen, y especializado en el rechazo al islam, obtener representación en varios ayuntamientos de Cataluña. Esa vía (elecciones municipales, para intentar el salto en las autonómicas)es la que ofrece en la actualidad mayores posibilidades de crecimiento a la extrema derecha en España.

Palabras clave


extrema derecha española; neofranquismo; neofascismo; derecha radical populista; xenofobia; islamofobia; Fuerza Nueva; Falange Española; Confederación de Excombatientes; Democracia Nacional; Plataforma por Catalunya; Partido Popular

Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.