Fuentes literarias e historia social

Juan AVILÉS FARRÉ

Resumen


En los últimos años se ha producido en la historiografía un «giro hacia la literatura » que tiene dos aspectos. Por un lado, se está prestando una creciente atención a las fuentes literarias. Por otro, a partir de los años setenta destacados historiadores han escrito libros que, tanto por su estilo como por su temática, están más próximos a la literatura que cualquiera de las grandes obras históricas de las décadas anteriores. Este segundo aspecto, que Lawrence Stone en un ya famoso artículo de 1979 denominó el «retorno de la narrativa», se ha producido esencialmente en el campo de la historia social, aunque también ha influido en la revalorización de la biografía por parte de los historiadores políticos. Sin embargo, la historia política no había abandonado nunca la exposición narrativa y por tanto el cambio se ha notado especialmente en la historia social, que además ha sido la rama en la que más se ha centrado el debate teórico y metodológico de las últimas decadas. El giro literario o el retorno de la narrativa se ha debido a que, en el primer plano de la investigación, el predominio de los historiadores sociales «ocupados en analizar estructuras impersonales» ha sido disputado por los historiadores de las mentalidades, dedicados a rastrear «ideales, valores, utillajes mentales y pautas de comportamiento social íntimo, cuanto más íntimo mejor», por usar la pintoresca descripción de Stone. A su vez, este interés por las mentalidades, es decir, por los «ideales, valores, utillajes mentales y pautas de comportamiento» es el que explica la revalorización de las fuentes literarias.

Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.