España, Alemania y Las Islas Chafarinas. En vísperas del replanteamiento de la cuestión marroquí

María José VILAR

Resumen


RESUMEN: En 1885 Saturnino Giménez, periodista, viajero y hombre de negocios menorquín, antiguo militante republicano-federal comprometido en la revolución cantonal de Cartagena del verano de 1873 y refugiado luego en Argelia, en donde desde el 84 fue corresponsal del berlinés Deutsche Kolonial Zeitung, propuso la cesión a Alemania de una estación naval y depósito de carbón en las Islas Chafarinas, pertenecientes a España, situadas frente a la frontera argelino-marroquí en el Mediterráneo. Tan pronto fue conocido el proyecto, Francia se opuso, ya que era contraria a la presencia alemana en Marruecos, incidente que supuso el empeoramiento de las relaciones franco-españolas ya de por sí tensas y difíciles. Aunque Giménez adquirió terrenos en Cabo del Agua, frente a Chafarinas, y llegó a acuerdos con las tribus de la zona, su proyecto no pudo salir adelante. Años más tarde (1902-1903) proyectó una segunda factoría mercantil en Chafarinas, ahora bajo bandera española y como empresa privada por él dirigida, al objeto de capturar el comercio que franceses y británicos hacían con la región marroquí del Rif y de suprimir los privilegios de que disfrutaba el Majzén marroquí en el tráfico con Melilla Aunque Giménez logró apoyos importantes, tampoco en esta ocasión pudo sacar adelante su proyecto. El gobierno español no lo autorizó, deseando evitar problemas con Francia en momentos en que eran mantenidos en París discretos contactos hispano-franceses para decidir el futuro de Marruecos.

ABSTRACT: In 1885 Saturnino Giménez, a Minorcan journalist, traveller and business man, federal republican committed to Cartagena’s cantonal revolution in the summer of 1873 and correspondent of the Berlin Deutsche Kolonial Zeitung in Algeria since 1884, proposed the cession of a naval base in the Chafarinas Islands to Germany. These Islands belonged to Spain and were located opposite the Moroccan-Algerian frontier in the Mediterranean Sea. Consequently, and given that France was opposed to the German presence in Morocco, as soon as this incident was known by the former, it brought about the deterioration of the French-Spanish relations, already difficult by that time. On the other hand, although Giménez acquired some lands in Cabo del Agua, opposite Chafarinas, and he reached several agreements with the area tribes, such project could not go ahead. Some years later (1902-1903), he planned to build a second factory in Chafarinas, under the Spanish flag, in order to attract the British-French trade in the Moroccan region of Rif and to suppress the Moroccan Majzén’s trading privileges with Melilla. And although Giménez achieved an important support, nevertheless this last project did not succeed either, as the Spanish government did not authorized it, to avoid further problems with France.


Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.